2017-04-28

4/28/2017

Cuando piensan en posicionamiento SEO, la mayoría de la personas invierten todos sus esfuerzos en Google y se lamentan cuando llegan actualizaciones como las del “Pingüino”, que terminó por afectar a muchos sitios en su posicionamiento y su tráfico.

A muchos se les pasó por la mente el fin del SEO, pero nada más alejado de la realidad. Cambios tan drásticos como los vistos en los últimos años ya se han visto con anterioridad, como en la actualización Florida que se dio en el 2003, que aunque obviamente no registró los mismo cambios en los algoritmos de Google, si se vieron cambios muy drástico que causaron un revolcón en la practicas de posicionamiento SEO.

El posicionamiento SEO más allá de  Google

Aunque muchos negocios en Internet, deben buena parte de sus ingresos a los resultados orgánicos, no depende en su totalidad de los motores de búsqueda, entre ellos Google y, esta es una idea que deben sembrarse muy fuerte en la cabeza.

Ahora bien, no se trata de ignorar la importancia de Google ni del SEO. Es tratar de conseguir un equilibrio adecuado y no gastar los esfuerzos en un solo medio de obtención de clientes e ingresos. Además, pesar en planes a largo plazo, para que en ocasiones en que sucedan cambios tan drásticos como los que trajo consigo la actualización del “Pingüino”, las repercusiones sean mucho menores y se pueda adaptar el sitio a estos más rápidamente.

SEO no es lo mismo que hacer spam

La mayor lección quizás, que se ha aprendido con las nuevas actualizaciones de Google, es que hacer spam no es lo mismo que hacer SEO. El pingüino de Google mejoró la detección de técnicas de posicionamiento SEO que no están de acuerdo a lo establecido en las directrices para webmasters de Google, alargando la lista de prácticas consideradas como spam por Google.

Ahora bien, esto también demostró que no hace falta hacer spam para lograr SEO. Aunque algunas técnicas spam funcionen aun, siempre es mejor dejarlas de lado, principalmente si se piensa en un negocio a largo plazo, ya que con el spam llegan las penalizaciones de Google y esto puede afectar al sitio aun por fuera de este buscador.

En lugar de pensar en spam para ganar posiciones en Google, se deben invertir mayores esfuerzos en crear contenido de calidad para seres humanos. Optimizar un sitio para seres humanos le ayudará a obtener una gran cantidad de tráfico de Google. Cabe recordar que la misión del buscador es mostrar el mejor contenido pensando en personas y no en robots.

Seguir hacia adelante

Seguir hacia adelante es no quedarse anclado en las afectaciones que puedan dejar cambios como el pingüino o los demás cambios que sigue y seguirá implementando Google. Lo mejor es revisar las directrices para webmasters de Google y comprobar que el sitio cumple a cabalidad con estas, manteniéndose a salvo de posibles penalizaciones. Si las fuentes de tráfico se ven afectadas, pues no queda más que buscar nuevas fuentes, esto no es empezar desde cero, ya que el sitio debe tener un nombre y usted tiene una experiencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, será publicado luego de ser revisado. No incluyas datos privados, ni lenguaje abusivo