Buscando...
2019-06-11

6/11/2019
Si el saldo total de tu tarjeta de crédito está a punto de agotarse o, incluso ya lo sobrepasaste, pero no cuentas con el efectivo suficiente para saldarla o pagar gran parte de esa deuda, seguramente recurrirás al pago mínimo mensual.

Esta es una opción válida, por supuesto. Sin embargo, solo te conducirá a realizar pagos que cubrirán intereses mes tras mes, aumentando tu deuda a un ritmo lento, pero inconveniente. No obstante, hay una manera de resolver esto, así que lee los siguientes consejos para saber qué hacer.
reducir la tasa de interés de tu tarjeta de crédito

Consulta las opciones disponibles con tu banco


A través de la aplicación móvil de tu banco, del sitio web en línea, o bien, si lo prefieres, a través de una llamada telefónica, verifica si te brindan opciones para congelar tu saldo, lo cual implica lo siguiente:

-El total de tu adeudo ya no aumentará más, incluso si tienes saldo disponible, ya que por lo general el banco te pedirá no realizar más compras o cargar servicios a tu tarjeta de crédito hasta que tu situación se regularice.

-Por otra parte, el principal beneficio de esta opción es que pueden otorgarte una tasa preferencial de intereses. Por ejemplo, si tu adeudo actual es de $1000 dólares y tu tasa anual es de 60% anual,  el pago mínimo que realices cada mes incluirá $50 dólares solamente de intereses, además del capital y otros impuestos o tarifas, según tu país. Esta cantidad se obtiene al dividir 60/12=5%. Posteriormente, multiplicamos $1000 x 5%= 50 dólares.

-Sin embargo, si el banco lo decide, a tu saldo congelado de $1000 dólares se puede aplicar una tasa anual del 25, 30, 40% o bien, la que el banco decida de acuerdo con tu comportamiento de pagos e historial en general. Por lo tanto, terminarás pagando una cantidad sustancialmente menor hasta el final de tu deuda.

-Asimismo, pregunta a tu banco hasta qué monto puedes hacer uso de nuevo de tu tarjeta de crédito a esa tasa preferencial. Por ejemplo, quizás te pidan liquidar como mínimo el 50% de tu saldo actual para que puedas realizar otras compras. De acuerdo con tu beneficio, probablemente la tasa de interés que pagues será la preferencial. Imagina pagar 30% en lugar de un 60 o 70%. Sin duda, ahorrarás valioso dinero en el proceso.

Lee también: Plantillas de Excel para el control de tus gastos y finanzas personales

-De igual manera, pagarás tu saldo en mensualidades fijas, tal como lo hacías regularmente. Sin embargo, la cantidad que abones a capital será mayor, al reducirse los intereses.

Consejos generales sobre tu tarjeta de crédito


Si ya entraste en un programa de saldo congelado, procura pagar puntualmente cada mes para que goces de todas las ventajas. Por otra parte, al liquidar la mayor parte de tu saldo o incluso el total, utiliza tu tarjeta de crédito realmente para lo que necesitas, tal como pago de servicios, compras urgentes o cualquier otro gasto importante. Tu buena administración determinará tu futuro crediticio y el éxito en tus finanzas personales.

Te recomendamos leer: Tips para manejar tu tarjeta de crédito

Habla con un ejecutivo bancario y pregunta todos los detalles para resolver cada una de tus dudas. De ser posible, pide también que te envíen un correo electrónico con la información para que la consultes en cualquier momento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, será publicado luego de ser revisado.