2018-01-31

Cómo liberarse de deudas a través de la ley de insolvencia

Liberarse de deudas es algo que todo ciudadano quiere,  todos estamos expuestos a contraer préstamos, pero no todos podemos ponernos a paz y salvo. Si usted es uno de los que no pudo con sus deudas, no pierda la tranquilidad y lea este artículo.

Luego que entrara en vigor la Ley de Insolvencia en Colombia, muchas preguntas continúan en el aire. ¿Quiénes pueden aprovechar los beneficios de esta ley y de qué forma?
Cómo liberarse de deudas a través de la ley de insolvencia

Antes que nada, ¿qué se entiende por insolvencia? 

La respuesta  a la pregunta anterior ofrece al mismo tiempo los requisitos para ser candidato a las ventajas que dicha ley ofrece. Se considera insolvente legalmente, alguien que presenta las siguientes características:

-Deber la mayoría de sus obligaciones respaldadas por las facturas correspondientes.

-Dichas deudas deben superar los 90 días en mora.

-Además, deben existir al menos dos acreedores distintos, los cuales van desde instituciones financieras, bancarias o particulares, hasta otro tipo de compañías que presten un servicio o vendan un producto. Todas ellas debidamente acreditadas ante la ley correspondiente.

-Las deudas atrasadas deben representar al menos el 50% del total.

-El deudor debe ser un trabajador asalariado o independiente. La ley excluye a accionistas de empresas o grandes inversores, por ejemplo.

-El monto de la deuda es irrelevante, no existe un valor máximo, ni un mínimo para acogerse a la ley de insolvencia.


¿Cómo es el proceso para declararse en insolvencia?

Si luego de intentar reestructurar la deuda con el acreedor correspondiente no se obtiene una respuesta favorable, entonces es momento de acudir a un centro de conciliación debidamente autorizado por el Ministerio de Justicia para realizar el trámite de insolvencia. Dicha institución debe contar obligatoriamente con conciliadores expertos en el tema de la insolvencia, los que deben prestar la asesoría adecuada para decidir el mejor camino a seguir.
Además, se debe presentar la documentación requerida por el centro de conciliación, mediante la cual se compruebe la situación de morosidad personal.

Es importante consultar la tabla para saber exactamente cuánto costará el servicio de acuerdo al monto de la deuda que se pretenda negociar y, de  acuerdo a la capacidad de pago que  usted tenga. En todo  caso, pida  rebaja.

Posteriormente, se realizará una sesión especial donde participarán los conciliadores, el deudor y los acreedores para llegar a un acuerdo favorable para todos, el cual incluirá una mejor tasa de interés y un periodo de pago más amplio. Además, se fijará el valor de la cuota que debe  pagar para solventar su deuda.

Para realizar todo este proceso se podrán contratar los servicios de un abogado especializado. Aunque es recomendable optar por esa opción, en teoría la junta mencionada debería ser suficiente para llegar a un buen acuerdo.


Lo que sucede al no llegar a un acuerdo

En dado caso que no exista una respuesta favorable o,  usted no cumple con los pagos pactados en el acuerdo, sus bienes pasarán a liquidar la deuda correspondiente.

Cabe mencionar que existen situaciones en las que esto incluso puede favorecer al moroso, ya que puede liquidar deudas con algunos bienes que representen apenas un porcentaje del total, de acuerdo con lo que determine el juez en turno. Es  decir, que si sólo posee un bien por valor de 20 millones, éste  puede ser tomado como pago por un deuda de  100 millones o más.

Recuerde que el reporte en DataCrédito, Cifin y  otras centrales de riesgo es  un daño menor comparado con la perdida de todos sus bienes, así que lo mejor es hacer las cosas de forma correcta. Tratar de pasar sus bienes a nombre de otra persona para evitar el embargo, es algo que puede no funcionar ya que los acreedores podrían usar los medios legales para evitar los traspasos de propiedad. 

Grandes beneficios de acogerse a la Ley de Insolvencia

Acogerse a la Ley de  Insolvencia puede traer grandes beneficios  para usted, además de la posibilidad de pagar una menor cuantía  a la adeudada y, de quitarse de encima a  sus acreedores, podrás  librarse de un extenso reporte negativo en  DataCrédito, Cifin y otras centrales de riesgo, pues en  este caso el  reporte caduca en un año. Caso contrario  a lo que sucede si deja que la deuda avance, le recomiendo leer: ¿Reportado en DataCrédito y Cifin? Lo que debe saber

Otro beneficio enorme es la posibilidad de tener bienes a su nombre sin el riesgo de un embargo. Una vez se cumpla el acuerdo de pago o,  se de por liquidada la deuda, usted podrá acceder a nuevos créditos y podrá adquirir bienes a su nombre. Los acreedores no  podrán pedir el embargo de esos bienes.

En conclusión

Dicho trámite puede ser tedioso y la situación en general puede prestarse a malos entendidos, pero los beneficios pueden ser muy buenos. Por lo tanto, lo más recomendable es llegar a un acuerdo pacífico para evitar problemas posteriores que podrían arruinar el historial crediticio por un largo periodo de tiempo.

Lo más recomendable es  informarse bien antes de asistir  a una conciliación de este  tipo y sobre todo,  antes de firmar un acuerdo de pago, pues un proceso mal llevado sólo puede complicarle más las cosas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario, será publicado luego de ser revisado.